default logo

A los amigos de Platero

 

Hola:

Soy Marisa Amigo, la autora del cuento Platero y las palabras olvidadas. Es un cuento inspirado en Platero y yo, la célebre obra de Juan Ramón Jiménez. La escribí para tres niños de Bilbao, Araitz, Ixone y Unai, que están enfermos y sufren el Síndrome de Sanfilippo. Ellos son mis amigos y serán también los tuyos cuando leas esta obra en la que son protagonistas, junto con Platero y otros niños.

Te voy a presentar a mis amigos.

Audio 1. Los pequeños llegan de viaje. Platero y las palabras olvidadas

 Platero

Platero y las palabras olvidadas 

1. Los pequeños llegan de viaje

 

Ilustración de Elisa Amann 

Este cuento empieza con un viaje a Moguer. ¿Sabes dónde está Moguer? En Andalucía, en Huelva. Es una ciudad preciosa con casas blancas y una plaza muy bonita donde está el convento de Santa Clara. Por ella pasó hace muchos años Colón, antes de salir para América. Pero Moguer es famosa en el mundo entero porque allí nació el premio Nobel de literatura Juan Ramón Jiménez, el autor de Platero y yo. Este año, 2017, es el cumpleaños de la edición completa del libro y nosotros vamos a celebrarlo.

Platero y las palabras olvidadas es un cuento inspirado en Platero y yo. Lo escribí pensando en tres niños que están enfermos y son mis amigos. Se llaman Araitz, Ixone y Unai. Son los protagonistas de este relato, junto con Platero y otros niños de Moguer.

Como ya has escuchado, el cuento se inicia con un viaje al sur. Nuestros protagonistas viajan con sus padres hasta Moguer, donde van a pasar unos días de vacaciones. El viaje es muy largo y pesado porque hay que recorrer muchos kilómetros en coche. Su ama —como se dice mamá en euskera—les entretiene mostrándoles los molinos de viento de La Mancha o los grandes carteles del toro que hay en la carretera. Araitz es la hermana mayor y tiene ocho años; Ixone tiene cinco y el pequeño Unai tiene tres. Están malitos con una enfermedad muy cruel que les va haciendo olvidar las palabras. En el sur podrán ir a la playa y divertirse. Lo que no se imaginan es la aventura que les espera allí.Tienen la suerte de conocer a Platero y también a Rociillo, la niña chica, y otros amigos del burrito. Por la noche su ama les lee fragmentos de Platero y yo. Yo te voy a leer ahora la primera página de este libro para que conozcas a Platero.

Audio 1 Platero. Platero y yo

Con la lectura, los pequeños se quedan dormidos.

El trotecillo alegre de Platero sonó dulcemente en la imaginación de los niños que cerraron los ojos y echaron a andar por un camino resplandeciente en busca de su nuevo amigo.

El próximo día te contaré el encuentro de los niños con Platero.

Y ahora te toca a ti:

Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Solo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual …

¿De qué color son los ojos de Platero?

Pista: Vuelve a escuchar la grabación y fíjate cómo continúa el texto.

Escribir un comentario

*

captcha *