default logo

La Universidad de Deusto y El hallazgo de las joyas escondidas

El hallazgo de las joyas escondidas tiene lugar en la Universidad de Deusto, lo mismo que los otros libros que ya conocéis, El secreto de cave canem y El tesoro de los sabuesos.

La Universidad de Deusto. Ilustración de Jesús Delgado

Hoy vamos a recordar los espacios donde juegan y se divierten nuestros amigos.

Empezaremos por Lucía y Manuel, que asisten a las colonias de verano. Ellos no viven en la Universidad, claro, pero van todas las mañanas y, cuando llega el recreo, salen a jugar al jardín. Allí van a buscarlos Leo y Clarita, los gatitos, y observan a todos los niños desde las mimosas. Es un buen sitio para ver cómo juegan y, en ocasiones, cómo se pelean.

En las mimosas, viendo a los niños. Ilustración de Jesús Delgado

Los que habéis leído los libros anteriores, El secreto de cave canem y El tesoro de los sabuesos, sabéis que la casa de los gatitos está debajo de las grandes escaleras.

Las escaleras principales de la Universidad. Ilustración de Jesús Delgado

A Lucía le gusta mucho y le parece un palacio. Ella y su hermano Manuel pueden entrar con dificultad, porque tiene una puerta muy pequeñita.

La familia de los sabuesos vive en el monte que está detrás del edificio principal de la Universidad.  Allí van nuestros protagonistas, siempre con miedo de que el abuelo sabueso se despierte.

 

El abuelo de los sabuesos. Ilustración de Jesús Delgado

Timo y Leo son amigos, a pesar de ser un perro y un gato. Timo baja con frecuencia hasta la casa de Leo, pero no puede entrar en ella, porque la abuela de los gatos no le deja. ¿Por qué? Es una antigua historia de riña entre las dos familias, por algo que pasó hace tiempo. Menos mal que los nietos son buenos amigos y a ellos no les importa esa vieja pelea.

La pelea de los abuelos Ilustración de Jesús Delgado


Timo y Leo en la palmera.  Ilustración de Jesús Delgado

En las aventuras de nuestros amigos van saliendo lugares diferentes de la universidad. Los iremos recordando en este nuevo libro donde aparecerán nuevos espacios que no hemos visto nunca. En los anteriores les hemos acompañado pasando miedo en la escalera de caracol, en túneles ocultos como el que va hacia la ría, que es el secreto del padre de Leo, y entrando en la capilla llena de figuras extrañas en las columnas.

En la capilla románica.  Ilustración de Jesús Delgado

Les impresionó llegar a la gran biblioteca

La gran biblioteca.  Ilustración de Jesús Delgado

En este libro, te adelanto que aparecerá un lugar muy especial de la Universidad: el Paraninfo, donde se celebran las grandes fiestas académicas, pero no te puedo contar nada más. Todavía es secreto. 

El Paraninfo de la Universidad.  Ilustración de Jesús Delgado

En todas sus andanzas, nuestros amigos se guían por un plano que Leo tiene bien guardado en su escondite.

El plano del edificio central que Leo tiene bien guardado . Ilustración de Jesús Delgado

El plano es una guía muy importante sobre todo para Lucía y Manuel. Leo reconoce que se arma mucho lío cuando lo mira. Clarita es muy lista y pone mucha atención a todo lo que les escucha y así ella también va aprendiendo.

Además hay unos rollos que tienen que descifrar. Son cartas antiguas y no se pueden leer bien porque están carcomidas por las “tontonas”, es decir, las ratillas o se han borrado algunas palabras por la humedad.

Uno de los rollos que aparecen  Ilustración de Jesús Delgado

Bueno, pues todo esto aparece también en el nuevo relato El hallazgo de las joyas escondidas. Pronto empezaremos con las aventuras de este libro y espero que te diviertas tanto como con los anteriores. Lo haremos después de las Fiestas de Navidad y os deseo que sean muy felices. 

 

 

 

 

Escribir un comentario

*

once + 14 =

captcha *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.