default logo

Platero y las palabras olvidadas

platero

Prólogo

He escrito este cuento con el corazón puesto en Araitz, Ixone y Unai, los tres pequeños de Bilbao que sufren el síndrome de Sanfilippo, una cruel enfermedad que les va privando del lenguaje, altera su movilidad y conduce a una muerte temprana. El cuento es un sueño que anhela su curación, transformando las huellas de su dolencia en el despliegue de su creatividad y el desarrollo del lenguaje. Ellos son los protagonistas de esta historia inspirada en Platero y yo, una obra cumbre de la literatura, escrita por Juan Ramón Jiménez, el andaluz universal.

En el cuento Araitz, Ixone y Unai viajan con sus padres a Moguer, Huelva, para pasar las vacaciones. La lectura que su madre les hace por la noche de Platero y yo conduce a los pequeños a un sueño que les lleva a conocer a Platero en el mundo de la imaginación, donde la naturaleza se muestra en una visión armónica y estética. Los niños juegan con Platero, pasean por el campo y conocen a otros niños como Rociillo o la niña chica, personajes a los que alude Juan Ramón Jiménez en el gran texto literario. Con ellos disfrutan de juegos sencillos, de pequeños placeres que descubren en contacto con el agua, con las naranjitas o comiendo piñones.

El cuento es un viaje al pasado, al tiempo de Platero, en el que los niños de un pueblo como Moguer podían jugar en el campo y gozar de la naturaleza. Un tiempo en el que también muchos niños sufrían y tenían una vida injusta, como la niña de la carretilla que lleva los albérchigos o la niña que vende los piñones y ni tan siquiera tienen una perra para ir a ver al tío de las vistas.

Los niños responden de manera intuitiva a este mundo recreado, jugando en una realidad imaginada en la que se despierta su creatividad y comienzan a hablar llamando a Platero de diferentes maneras Platero, Platerillo, Platerete…Hay algunos guiños al lector para que comprenda esta metamorfosis. Frente a las palabras que los niños enfermos van olvidando, en el mundo imaginado las palabras fluyen. La creación de Juan Ramón consigue esta transformación, Platero puede. Literalmente puede con la carretilla estancada en el fondo del río, lo que sugiere que puede despertar el lenguaje en los pequeños.

El último capítulo lleva por título La mariposa del sendero. Mariposa en griego es psiqué, es decir, alma, imaginación. De modo que esa mariposa del final del cuento que lleva en sus alas un sueño, refuerza también la idea. El relato termina incorporando a los padres al sueño de los niños y todos sueñan con ese anhelo y esa ilusión.

Agradezco la ayuda desinteresada de Vicente Eizaguirre y Enrique Hurtado, de Ediciones Fortuna, quienes han facilitado estímulo y apoyo para que este cuento vea la luz. Quisiera que estas páginas a modo de prólogo no pusieran ni quitaran nada a la lectura del cuento en esa comunicación íntima y gozosa que se establece entre el lector y el texto. Deseo que los que tomen el cuento en sus manos disfruten, como Araitz, Ixone y Unai, del mundo de Platero de su sensibilidad y emoción. Me gustaría que fuera también una ocasión para volver a leer el gran texto literario que es Platero y yo, pleno de sentimiento profundo, exquisito y claro. Esta obra contribuyó en gran medida a la concesión del Premio Nobel de Literatura a Juan Ramón Jiménez, en 1956, “por su poesía, un ejemplo de elevado espíritu y pureza artística”, como destacó Academia Sueca en la presentación del premio. Está traducida a más de cincuenta idiomas y tuvo un gran éxito ya en vida de su autor. Este año 2014 se está celebrando el centenario de la primera edición de Platero, cuyo texto definitivo vio la luz en 1917.

Presentación del libro

El miércoles día 10 de diciembre, a las 12 horas, se presentará, en la Casa del Lector de Madrid, el libro Platero y las palabras olvidadas, escrito por Marisa Amigo para ayudar a niños con la enfermedad del síndrome Sanfilippo. Esta enfermedad neurodegenerativa afecta al sistema nervioso central y se conoce como Alzheimer infantil. Los niños van perdiendo el habla, luego la movilidad, hasta que mueren en la adolescencia. En Bilbao hay tres hermanos, Araitz, Ixone y Unai, con esta dolencia.

En el acto intervendrán la madre de estos tres niños, Naiara García de Andoain, y la autora del libro.

Los beneficios íntegros que se obtengan con este libro irán destinados a terapias que mejoren la calidad de vida de los niños y que tengan como finalidad su curación (Asociación Síndrome de Sanfilippo. FSSF)

Platero

  • Lugar: Casa del Lector (Sala de prensa),Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Paseo de la CHOPERA, 14- Recinto Matadero, naves 13 y 14,Madrid.
  • Metro: Legazpi (líneas 3 y 6)
    Autobuses EMT:6, 8, 18, 19, 45, 78 y 148
  • Hora:12.00 horas

 

Platero y las palabras olvidadas es un cuento inspirado en Platero y yo, la obra más conocida de Juan Ramón Jiménez. Tiene como protagonistas a tres niños Araitz, Ixone y Unai, que  viajan con sus padres a Moguer, Huelva, para pasar las vacaciones. Los pequeños están enfermos y tienen dificultades para hablar  porque sufren el Síndrome de Sanfilippo. La lectura que su madre les hace por la noche de Platero y yo conduce a los pequeños a un sueño que les lleva a conocer a Platero, en el mundo de la imaginación, donde la naturaleza se muestra en una visión armónica y estética.  Los niños pasean con él por el campo y juegan con otros niños como Rociillo o la niña chica, personajes aludidos en el gran texto literario de Juan Ramón Jiménez. El cuento es un viaje al pasado, al tiempo de Platero, donde muchos niños sufrían y tenían una vida injusta, como la niña de la carretilla que lleva los albérchigos o la niña que vende piñones y no tienen una perra para ir a ver al tío de las vistas.

Este ámbito de la imaginación despierta el lenguaje en Araitz, Ixone y Unai, lo que se hace más manifiesto con la creación de los nombres de Platero que inventan los niños. En el último capítulo, La mariposa del sendero, una mariposa lleva en sus alas un sueño, el sueño del cambio en los pequeños hacia el lenguaje. El cuento termina incorporando a los padres al sueño de los niños y  todos sueñan con ese anhelo y esa ilusión.

Datos del libro:

  • Marisa Amigo, Platero y las palabras olvidadas
  • ISBN 978-84-943094-0-3
  • Publicado por Ediciones Fortuna

 

Presentación libro