default logo

Lo que Currita descubre

Lo que Currita descubre

Timo es buen amigo de Leo, lo mismo que Currita de Clara. Los enfrentamientos entre las dos familias son cosa de los abuelos. Cuando Timo va a buscar a Leo, se tiene que quedar fuera, esperándolo en la palmera, porque la abuela no le deja entrar en casa. Así que hace la señal, dos silbiditos largos y uno corto, y Leo sale a su encuentro:

Esa era la señal. Timoteo no puede llegar a nuestra casa porque mi abuela le da un bufido y lo echa. Es muy fina con todos, pero con mi amigo… Así que nunca entra por la puerta; se mete por las palmeras en un túnel de tierra que lleva justo encima de donde yo duermo. Otras veces me espera en la palmera hecho un ovillo. Yo le llamo Timo y somos muy amigos.

Dos silbiditos largos y uno corto. Esa es nuestra contraseña. Así que yo hice lo mismo y me levanté rápidamente.

  Ilustración de Jesús Delgado

Timo y Leo hacen trastadas juntos. Les gusta acercarse a la cocina, a ver si pueden robar algo para comer o se ponen de acuerdo para asustar a alguien. ¿Te acuerdas del niño gritón que en el primer capítulo se pone como loco chillando y diciendo: Esos gatos vienen a arañarnos? Pues ahora Timo y Leo de dan un buen susto:

Aquel día fuimos a las mimosas a esperar a Manuel y a Lucía. Ya habían salido a jugar y también el niño chillón del primer día.

—Timo, ese niño es un gritón. Vamos a darle un susto gordo.

Cuando queremos asustar a alguien de verdad, yo me pongo encima de Timo y nos acercamos silenciosamente. Entonces:

—¡Marramamiau, guau, guau, marramamiau!—gritamos los dos al mismo tiempo.

 Eso hicimos al lado del niñito gritón. Se puso a chillar y salió corriendo, tan corriendo que se tropezó y se cayó al suelo. Llegaron los profesores y nosotros tuvimos que correr para que no nos pillaran.

Ilustración de Jesús Delgado

Timo ha llegado contando que Currita ha encontrado un nuevo rollo y lo ha escondido. Aprovechando que el abuelo de los sabuesos está dormido se acercan hasta donde Currita les espera. Ella dice que es un rollo de esos en los que aparece su primo. Manuel le explica que quizá no sea su primo, pero como es un perro y parece bastante furioso, ella cree que es su primo.

Ilustración de Jesús Delgado

Currita saca el rollo de su escondite y se lo da a Manuel para que vaya leyendo. Entender el rollo no es fácil porque hay huellas de humedad, las palabras están incompletas y porque el lenguaje es un poco antiguo. Todos se ponen a descifrarlo.

 

Ilustración de Jesús Delgado

Poco a poco van leyendo y comprendiendo lo que dice.

Ahora te toca a ti:

¿Qué descubren en ese rollo escrito por el hermano bibliotecario?

Escribir un comentario

*

captcha *