default logo

El sabueso gruñón

 

El sabueso gruñón

Ilustración de Jesús Delgado

Nuestros amigos han decidido subir hasta la guarida de los sabuesos porque Currita ha hecho un descubrimiento. Piensan que quizá sea un rollo como los que han ido encontrando en las aventuras de CAVE CANEM. Se ponen muy contentos y piensan que será un nuevo secreto. Solo hay un problema: que tienen que ir al monte, a la casa de los sabuesos, donde siempre está el abuelo gruñón. A Leo le da miedo y en cuanto empieza a subir le entra el TEMBLEQUE.

 

Cuando escuché los silbidos de Timo, me empezó a entrar el TEMBLEQUE, porque ya estábamos cerca de la guarida de los sabuesos. Timo y Currita son mis amigos, pero pensar en su padre y, sobre todo, en su abuelo me pone los bigotes de punta. Tal vez sea un poco cobarde, aunque yo sé que soy valiente. Cuando le conté a mi amigo el descubrimiento del túnel de la gran cacería, se quedó muy sorprendido y entonces me llamó valiente. Todo el túnel lleno de ratas y yo furioso cazando unas y poniendo pies en polvorosa a otras. ¡Qué festín! Cada vez que me acuerdo, se me hace la boca agua. Ya me estoy yendo por las ramas, de lo que quería contar.

 

¿Por qué tiene miedo, Leo? Ya sabemos que Leo y Clarita son gatos y Timo y Currita, sabuesos. Pero ellos son buenos amigos y se entienden muy bien. En cambio sus familias están enfrentadas. Así lo cuenta Leo en El secreto de cave canem:

 

El caso es que mi familia y la de los sabuesos son enemigas. Eso no tiene nada de raro porque, al fin y al cabo, nosotros somos gatos y ellos perros. Pero la riña no va por ahí, sino por lo que mi abuela llama la misión. Mi abuela y mi madre lo contaron una vez. Hablaban de tiempos antiguos y de una guerra entre las familias porque las dos creían que eran las elegidas para la defensa del gran edificio.

Yo no sabía muy bien qué era aquello, pero les escuchaba muy atento. La abuela decía que correspondía a nuestra familia y no a la de los sabuesos. No podían hacerse los dueños del territorio que era nuestro y nada más que nuestro. Una vez se enfadaron tanto que se pelearon.

Las dos familias creen que tienen la misión de proteger en exclusiva la universidad, el gran edificio. Por eso se pelearon los abuelos de Leo y de Timo. En realidad los sabuesos y los gatos tienen misiones complementarias: los primeros cuidan el gran edificio por la noche para que no entren ladrones. Lo hacen por el exterior, recorriendo los jardines. La hermandad de gatos protege especialmente los libros. Es la encargada de recorrer la biblioteca y las inmensas galerías de libros que llegan hasta el sótano. 

 

Ilustración de Jesús Delgado

El abuelo de Timo y Currita es mayor y se pasa el día durmiendo. Cuando descubre a Leo cree que es su abuelo con el que peleó en una ocasión.

 

Y ahora te toca a ti: ¿Cuándo realizan la misión los gatos? ¿Por el día o por la noche? 

Pista: Puedes buscarlo en El secreto de cave canem, capítulo 6, El túnel misterioso. O también en este blog, en la entrada El túnel misterioso, del 11 de noviembre de 2017.

 

Escribir un comentario

*

captcha *