default logo

UN NUEVO ROLLO ENCONTRADO

UN NUEVO ROLLO ENCONTRADO

 

 

Ilustración de Jesús Delgado

Nuestros amigos están buscando la “piedra que guarda un secreto”, como les ha explicado el abuelo de los sabuesos. Se han lanzado tras ella por el primer piso y han pasado UN SUSTO MORROCOTUDO, en un lugar muy oscuro donde Leo pensaba que podía estar. Se han dado cuenta de que en las figuras de aquellas columnas no estaba la piedra que buscaban. A punto de salir de allí, oyen de pronto algo que les traerá una nueva pista:

— Ya salíamos, cuando oí un ruido que venía de una estantería llena de papeles. Estaba al lado de un órgano. Mi olfato me anunció que alguna ratilla se movía por allí y sin pensarlo me lance de un salto para pillarla. En un momento se armó un revuelo de hojas que se movían con mis patas, se esparcían por el suelo y los grititos de la tontona que luchaba por escaparse de mis garras. Lo consiguió; no sé cómo pudo, pero se me escapó entre mis patas y salió disparada por el corredor por donde habíamos entrado. Para qué quería más. A mi hermana Clarita le faltó tiempo para ponerse a mi lado.

—¡Se te escapó, Leo!

Leo se enfada y, además, tiene que soportar los comentarios de su hermana Clara. Al buscar la ratilla en el armario, aparece un rollo nuevo, una carta:

Ilustración de Jesús Delgado

 

Nuestros amigos se ponen muy contentos. Leen la carta, el rollo, despacio e intentan descifrarlo. Se dan cuenta de que tiene una fecha, 1932:

 

—Vamos a leerlo otra vez —propuso Lucía.

«Del reverendo padre capellán al hermano

sacristán,

Año del Señor, 1932».

—¿Qué es «reverendo padre capellán»?, Manuel —le pregunté yo muy curioso.

—No sé muy bien. Pero mirad, hay una fecha, ¡puf!, ¡qué año será ese! Debe de ser tan antigua como el abuelo de Timo. Sigo leyendo: «Con tristeza escribo esta cart… eso es claro, esta carta, antes de partir de nuestra cas…», casa. Luego habla del viaje como dice el otro rollo. «Te encomiendo la misió… misión de esconder…». Ya no se puede leer. Luego habla de «Cave Canem, la hermandad… protectora del gran edificio, que nos ayudará y los Guardian… Guardianes de la Noche los cuidarán». Termina diciendo: «Protege esta misión. Gracias sean dadas al Señ… Señor».

—Ahora lo hemos descifrado todo y ya sabemos que hay algo escondido que tenemos que buscar —dijo Lucía, muy segura.

—¿Qué es lo que tenemos que buscar, Lucía? Yo no lo he entendido —dijo mi hermana Clarita.

—Pues lo que está escondido. Le pide que lo esconda porque se van de viaje. Tendría miedo a los ladrones…

—¿Dónde estará el escondite?

Leo no entiende mucho lo que dice la carta. Manuel le pide que la guarde bien. El próximo día irán a buscar lo que está escondido; ahora ya saben que es muy valioso, pero

 ¿Dónde estará el escondite?

 Ahora te toca a ti: En la carta el padre capellán le pide al hermano sacristán que esconda algo valioso. ¿Qué es?

Escribir un comentario

*

captcha *