El misterio del cisne negro. Rara avis. Cap. 5. Descifrando las letras

 

El misterio del cisne negro. Rara avis. Cap. 5. Descifrando las letras

 

Ilustración de Jesús Delgado

Nuestros amigos han vuelto a casa muy contentos. El encuentro con el sobrino de Don Pablo Bilbao les ha dado una pista importante para poder descifrar las letras del enigmático cisne.

Ilustración de Jesús Delgado

Saben que RARA AVIS es una red secreta para proteger objetos valiosos, joyas, libros o documentos. Los guardaban casi siempre en las iglesias porque estaban abiertas muchas horas. Allí los escondían y cuando el peligro había pasado los recogían y los devolvían. Ahora la tarea será descubrir qué iglesias son las que corresponden con las letras.

Enseguida se les ocurre que pueden buscar en el ordenador. Claro que hay muchas iglesias en Bilbao. La tarea no es fácil.

—Iglesia de San José, Iglesia de San Nicolás, Iglesia de San Antón… hay muchas. Tenemos que ver si alguna de estas encaja con las letras que tenemos en el plano.

María se concentraba en la tarea y trataba de unir los nombres que iba leyendo Javier con las siglas del plano.

—¡Para, para, claro que encaja! Mirad: S.J, podría ser San José.

Sí, pero S.J. tiene delante una A ¿Qué será?

 Son tenaces buscando y muy pronto descubren que la iniciativa para construir esa iglesia fue de la orden religiosa de los Agustinos. De modo que todo encaja: ASJ es Agustinos San José.

Así van hallando las iglesias señaladas en el cisne: San Nicolás, Residencia del Sagrado Corazón y San Vicente. ¿Por dónde deberían empezar? El cisne tiene letras en las dos partes.

La siguiente cuestión era por dónde podían empezar. Miraban el cisne una y otra vez. El de arriba tenía casi todos los nombres, mientras que el de abajo casi no tenía nada. Se dieron cuenta de que aparecían también las letras SV, es decir, San Vicente.

—Yo propongo que empecemos por el cuello del cisne y luego vamos siguiendo por la base.

—Vale, María, entonces la primera iglesia sería la de los Agustinos, San José.

Así quedaron. Se despidieron hasta el día siguiente, que era sábado y podían dedicarlo a seguir la investigación.

Han sido muy listos descifrando el mapa. Ahora tendrán que recorrer todas las iglesias y encontrar RARA AVIS. ¿Descubrirán la señal escondida hace mucho tiempo?

 

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.