El misterio del cisne negro. Rara avis. Cap. 2. RARA AVIS

El misterio del cisne negro. Rara avis. Cap. 2. RARA AVIS

Ilustración de Jesús Delgado

Nuestros amigos llegan a casa de Javier con muchas ganas de abrir el sobre que han encontrado. ¿Qué tendrá?

Ilustración de Jesús Delgado

Pablo lo abre y la sorpresa es inmensa: un dibujo y una carta. Comienzan a leerla:

Al jefe de los policías de Bilbao

Bilbao, 1935

Hola:

Me llamo Peru y le escribo yo porque mi papá está lejos. Es el capitán de un barco y no puede venir hasta Navidad. Tampoco puede mi mamá, porque está en el Cielo. Yo vivo con mi abuela, que es muy mayor y está sorda.

He visto una cosa que le quiero contar para que vaya a buscar a los ladrones. Voy al catecismo y a ver a la Virgen para que cuide de mi papá, que está en el mar. Este año haré la Primera Comunión. Ya tengo siete años. Entonces mi papá vendrá a Bilbao y estará conmigo. Yo estaba sentado en la iglesia, cuando me fijé en un hombre que se agachaba delante de un altar, abrió algo, que no vi muy bien, como una ventanita, y no sé si dejó algo o lo cogió. Eso no pude verlo. A mí me pareció extraño y pensé que robaba. Antes de salir, me acerqué y en una rajita vi este papel que estaba escondido. Se lo doy para que pueda seguir la pista del ladrón. Seguramente es un mapa de un tesoro escondido que guardan los ladrones.

Peru Aguirre

Se quedan pensativos. Enseguida se dan cuenta de que la carta es muy antigua: 1935. La ha escrito un niño que se llama Peru Aguirre. Peru les ha dejado algo muy importante para su investigación: el mapa del tesoro.

El mapa es un dibujo de dos cisnes con letras. Lleva un nombre extraño RARA AVIS. ¿Qué será eso? —se preguntan. Enseguida lo descubren:

—Aquí está: “rara ave, ave extraña”. Dice que viene de un verso de un poeta antiguo, Juvenal, y se aplica a una persona o cosa rara o singular.

—Quiere decir una cosa rara, que hemos encontrado una cosa rara —concluyó Pablo.

Javier siguió leyendo otras entradas, a ver si encontraba algo que les añadiera un poco más de información.

—Aquí dice una cosa interesante: rara ave como el cisne negro. ¡Eso, eso es! Este cisne pintado en gris debe de ser un cisne negro. Ya lo tenemos: es algo raro como un cisne negro.

Se dan cuenta de que uno de los cisnes es negro y el otro blanco. Un cisne negro es algo extraño porque los cisnes son blancos. Ya han aclarado algo. ¿Y las letras? A.S.J,  R.S.C.S.I -S.N. P y S.V. CN-S.V. CB. ¡Ah, eso será su investigación! De momento deciden copiar todo, calcarlo, para proteger el original y manejar una copia.

Algo más les inquieta: ¿Dónde viviría Peru? Si vive, aunque sea muy mayor, les ayudará. En el sobre escrito a lápiz consiguen ver Col…20. El tiempo ha borrado el resto. ¿Qué calle será esa? Pablo recuerda algo que le ha llamado la atención:

—Yo le he preguntado a la señora que se ha caído si el sobre era de ella y me ha dicho que no. Pero yo creo que ha salido del libro que había cogido. Me acuerdo que el autor se llamaba como yo, Pablo, y su apellido como la ciudad, Bilbao, Pablo Bilbao. Lo he abierto y en la primera página había un letrero: Biblioteca Pablo Bilbao. Podemos ir a buscarlo a su casa.

Son buenos investigadores y se hacen preguntas. Se han fijado en que el autor de ese libro se llamaba Pablo Bilbao. ¿Quién sería? No lo saben, pero sí saben cómo tienen que seguir buscando y deciden preguntar a la profesora de Lengua, Carmen, que les quiere mucho. Se despiden muy contentos: tienen un misterio para investigar y seguramente un tesoro por descubrir.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.